Vous êtes ici:

Vecinos de San Marcos se sienten olvidados

"Stan"

10/10/2005

Un alud sepultó viviendas del cantón Cuá, Tacaná. Manchas de cal muestran donde hay soterrados. Foto Prensa Libre: Antonio Jiménez.

San Marcos Mientras escuchan por radio que la ayuda de emergencia está
llegando a la costa sur, en San Marcos se preguntan cuándo recibirán el
apoyo del Gobierno.

La entrega de víveres por aire se complica por el mal tiempo, y ayer,
cuatro días después de la tormenta, se abrió el paso por tierra hasta
Tacaná, uno de los municipios más afectados.

Incluso, para llegar a esa comunidad se emplearon unas seis horas desde
San Marcos.

Decenas de vecinos colaboraban en los trabajos para despejar la carretera, invadida por lodo y piedras, debido a los derrumbes. Ayer, la ayuda apenas empezaba a llegar a la cabecera departamental.

“Estamos haciendo lo que podemos por nuestra cuenta, porque no hay coordinación. Nos llaman a reuniones con gente del Gobierno, pero para perder el tiempo, porque aquí no se avanza”, manifestó Marco Antonio Orozco, alcalde de San Pedro Sacatepéquez, San Marcos. En ese municipio, todavía se rescataron ayer dos cadáveres. La cifra de fallecidos llegó a 41.

Hasta la noche de anteayer, llegó a Tacaná personal del Ejército y bomberos, en momentos en que las autoridades locales clamaban por ayuda.

“Nos tienen abandonados ; podrían haber abierto antes el camino. Aquí nadie nos ha venido a ayudar, y necesitamos alimentos y medicinas”, señaló Efraín Hernández, alcalde de Tacaná.

El primer contingente con víveres llegó a San Marcos. La organización Intervida lo distribuirá en la cabecera y el área de Ixchiguán. Allí, unas tres mil personas permanecían incomunicadas, informó Jorge Ríos, de ese grupo.

Luto y tristeza

La mayoría de residentes de comunidades de San Pedro Sacatepéquez y Tacaná, San Marcos, muestran en su rostro la tristeza por la tragedia, y aunque ese sector está de luto, todavía hay personas intentando localizar a sus seres queridos.

Efraín Orozco buscaba ayer entre el lodo a sus dos hijas, de 15 y 19 años.

Clima limita puente aéreo

La niebla que en otras ocasiones es uno de los atractivos de San Marcos, esta vez se ha convertido en un obstáculo al puente aéreo en favor de los damnificados por el temporal ; incluso, los helicópteros de EE.UU. no han podido aterrizar, por el mal tiempo.

Por ello, la población y el Ejército hacen esfuerzos extremos por habilitar las carreteras, plagadas de derrumbes.

Tacaná, San Marcos : Víctimas, bajo el lodo

Cuando parecía que la tormenta había pasado, una avalancha de lodo sorprendió a los vecinos del cantón Cuá, en Tacaná, San Marcos. Bajo el barro todavía permanecen algunos de los cuerpos.

Como llovía fuerte -eran las 15.15 horas del jueves recién pasado-, muchas familias habían acudido a refugiarse a las iglesias católica y adventista. Minutos después, un fuerte estruendo provocó alarma, y segundos después, las paredes cayeron por la fuerza de un alud. Muchos no tuvieron tiempo de escapar.

“Estaba en mi cuarto, y mi papá me avisó. Salí corriendo con mi hermano, pero nos quedamos atrapados ; un tío ya no pudo salir”, narró Marvin Mazariegos, del cantón Cuá, después de ser rescatado por los vecinos.

Ahora, en el área sólo se ve destrucción, y un cordón sanitario impide el acceso a los vecinos.

En Tacaná, los deslaves segaron la vida de 46 personas, y todavía hay 47 desaparecidos. La aldea Nuevo Palmar, donde ayer se trasladó el Ejército, fue otra de las más afectadas. En Cuá, las autoridades suspendieron las labores de rescate de cadáveres ; una treintena de cuerpos podrían permanecer soterrados.

“Mi tía y sus hijos eran nueve, y sólo aparecieron tres. Ahí ya ni las van a encontrar”, expresó Clara Morales.

La comunidad, que reclama ayuda, tardará en recuperarse, ya que 562 viviendas quedaron destruidas, y muchos tendrán que permanecer en los albergues durante semanas.

Por : Gema Palencia
>> www.prensalibre.com

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre