Vous êtes ici:

Riad 2013

Agenda

Riad : Un encuentro para la esperanza.

 

Hemos escuchado hablar muchas veces de la Riad, en algunas ocasiones algunos hermanos nos han compartido sus experiencias y riquezas, en otras sencillamente hemos carecido de información alguna. Como creo que uno debe ser capaz de superar las acciones con las cuales no comulga es que viajando desde Río y recién finalizado en encuentro a 11mil metros de alturas voy a tratar de compartirles esta experiencia.

 

¿Qué es la Riad ?

 

Podría definir sus siglas así : Encuentro Internacional Asunción para el Diálogo Interreligioso y Ecuménico. Como objetivos señalaría tres :

 

  1. Ha buscado desarrollar una experiencia en la cuál se privilegie el compartir experiencias y convicciones entre hermanos y hermanas dela Asunción.
  2. Formación de los participantes profundizando la reflexión y la práctica.
  3. Dentro del carisma de la Asunción privilegiaremos la unidad de la Iglesia, el Ecumenismo, la promoción de la Justicia y Paz por medio del diálogo.

Haciendo un resumen histórico, Río es el quinto encuentro :

  1. 2002 En Lyon – Francia.” Diálogo con las grandes religiones”.
  2. 2004 En Rumania. “Vida Ortodoxa”.
  3. 2006 En Nairobi y Kenia. “África como una cultura en diálogo con la Fe”.
  4. 2008 Londres. “Al encuentro del Islam”.

 

El encuentro de Río 2010 privilegiará la evolución del diálogo ecuménico, siguiendo la línea del último encuentro el Londres, trabajaremos especialmente en el desafío de diálogo con el mundo Evangélico.

 

¿Qué fue lo que hicimos ?

 

El bureau central (en Francia) junto con hermanos y hermanas de Latinoamérica ha trabajado con intensidad para ir llevándonos a vivir una experiencia significativa en la fe, el compartir, el diálogo y los desafíos.

 

Cada día tuvo su riqueza, cada una de las actividades nos invitó a conocer ámbitos históricos, sociales, religiosos, culturales, etc. Si preguntan desde que lugar teológico hablamos, concluimos que el ecumenismo es hoy un claro lugar teológico por los desafíos que va generando en el diálogo eclesial. Los libros y nuestros estudios serán necesarios, pero sobre todo lo mas importantes es romper las barreras que cierran la posibilidad a todo encuentro.

No es fácil juntarse con grupos evangélicos, la paradoja es que la mayor cantidad de veces acercarnos parece ser “amenazante” no sea cosa que el Espíritu nos arrebate para un lado o para el otro. Si ocurriera dicha experiencia podríamos llamarnos “desgraciados” porque hemos perdido un “integrante” de nuestras filas. Lejos de esto el dialogo impone ante todo necesidad de no amenazar ni sentirse amenazado, partiendo de esta premisa hay libertad en el encuentro y desde ahí ya nos son los prejuicios los que hablan sino la libertad profunda del corazón que dialoga en la diversidad práctica, desde un mismo Espíritu.

 

Constato con cierta tristeza como en muchas ocasiones las personas o familias se dividen y hasta pelean por este tema. Hay un factor esencial, la carencia de diálogo. Experiencias de esta índole podemos contar. Ni que hablar cuando han sido las personas que acompañamos en nuestras comunidades cristianas o religiosas, las que nos platean su cambio porque “conocieron al Señor” ahí si que no sabemos que decir sencillamente.

 

Las distintas actividades de encuentro con el mundo Evangélico nos permitieron acercarnos a un diálogo fecundo, que no es de “la comunidad evangélica” con “la comunidad católica” ; sino de personas, nace de la actitud personal de conocerse y compartir. Debemos redimensionar el encuentro desde la conversión personal y pastoral. Nadie va a hacer apologética.

 

Es un diálogo verdadero, espontaneo que va adquiriendo profundidad ; desde un don cultivado y orientado.

 

Algunas recomendaciones que se me ocurren. Primero, como no somos club de futbol no piense en la cantidad de socios. El anuncio del Evangelio toca a todos y depende de cada uno como se sienta llamado a transmitir esta buena noticia y en donde desea vivirla. La necesidad del don sobrenatural de la fe nos ayudará a lograr un deseo y apertura, siempre personal. 

 

Algunas conclusiones.

 

El ecumenismo está en el ADN de la Asunción, no podemos entendernos hoy en un mundo que necesita diálogo cerrados a esta misión que marcó nuestro inicio y sigue siendo una de las grandes tareas en el anuncio del Reino de Dios. Debemos seguir evangelizando la cultura, respetando las riquezas y sobre todo sin forzar los cambios, esa podría se nuestra misión en un clima cierto y verdadero de diálogo que no nos une desde el espanto sino desde las gracias dispensada por Dios a todos los hombres y mujeres, en medio de su Iglesia (Dei Verbum….)

Sabemos que en nuestra Iglesia particular (no en todas) se trabaja el dialogo ecuménico, pero deberíamos reafirmar que el trabajo más concretos nace desde cada una de las comunidades y parroquias que integramos y animamos.

 

Entre todas las gracias del Espíritu Santo de Dios que hemos recibido en la familia de la Asunción, está la misión del diálogo Ecuménico, con nuestras acciones de cada día.

 

Agradezco a mis Superiores la posibilidad de participar en este encuentro, a mi comunidad que tuvo que cargar con mis responsabilidades y a cada uno de los hermanos y hermanas de la que Dios me ha regalado en gracia conocer, Dios nos brinde a todos la fidelidad en la labor de animación. En Cristo y María de Lourdes ¡Adelante !

 

P Juan Carlos Marzolla Laius a.a.


À voir sur le web

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

Derniers articles

S'inscrire à l'info-lettre