Vous êtes ici:

Historia

La chapelle

En el esplendor de la nueva Capilla hemos tenido la alegría de festejar la Navidad y renovar nuestros Votos ante el Niño Jesús y presentarle todas las comunidades. Os sentíamos tan cerca en esta nueva Casa de Dios, que es también la vuestra, que nos ha sido muy fácil reunir en nuestro corazón las intenciones de toda la Congregación ; por otra parte no existe una sola Provincia que no esté representada aquí. ¿Qué hemos pedido para vosotras ?
No podríamos expresarlo, ni detallarlo. ¡¡¡ Pero imaginaros 162 madres y hermanas rezando por vosotras y en seguida estaréis seguras de que durante todo el año Dios os colmará de gracias !!!

¡La Capilla ! Sí, hemos tenido la alegría de pasar en ella todo el día de Navidad. El arquitecto se comprometió a terminarla para esta fiesta y asistir con su familia a la Misa de media noche. También hasta el último minuto, todo el mundo, obreros y hermanas se ocupaban con celo y empeño de los detalles.
¡Qué preparación tan maravillosa y emocionante para la acogida de Señor !

El 24 tuvimos una jornada muy llena. Por la mañana equipos de hermanas se sucedieron en las limpiezas ; por la tarde se organizó una cadena para pasar bancos y reclinatorios de una capilla a otra, para recibir a las señoras residentes, las familias de las hermanas y las personas de los alrededores que en gran número habían solicitado participar en la Misa de media noche. El Párroco había dado todas las facilidades para que acudiesen sus parroquianos :”Con tal que el Señor sea anunciado poco importa que lo haga Pedro o Pablo” había dicho a Nuestra Madre. A las 5h30 todas las personas de la casa llevaban en procesión a Nuestra Señora de Consolación a su altar. El gozo de tenerla con nosotras nos hace comprender el sacrificio de Forges y damos gracias a la comunidad por este desprendimiento tan generoso, sobre todo en las fiestas de Navidad. A continuación un largo y minucioso ensayo general nos enseñaba a maniobrar con orden y armonía en los nuevos lugares y a manejar los sitiales, ¡objetos desconocidos hasta entonces en Auteuil¡

Este mismo día fue bendecida la Capilla. Todo ya preparado, a las 6h30 entramos para cantar las primeras Vísperas en un coro lleno de luz que ilumina el altar bastante elevado, majestuoso, muy sencillamente adornado, dominado por un gran Crucifijo. ¡Era impresionante ! Pero vamos a hacer una descripción que os permita “ver” nuestra Capilla.

Representaros en primer lugar un triángulo equilátero A B C de 38 metros de lado ; en el ángulo superior se ha cortado un pequeño triángulo de 4m de lado, tenemos por consiguiente un trapecio B` C` B C. En medio de la gran base BC la puerta central con chapas de cobre como el techo, y por tanto de color verde.
Entramos todos juntos. De cara a la entrada, en B’C se levanta un lado de muro blanco, aproximadamente de 8m. de alto ; está fijo allí un gran Crucifijo de bronce y atrae inmediatamente las miradas : la Cruz mide más de 4m. de largo Y el mismo Cristo mide 2,20m. Justo debajo, el altar : una gran mesa de piedra negra colocada sobre 2 pies en forma de V, también de piedra. Tres escalones hacen que esté más alto que el conjunto de la Capilla y magníficamente separada. En medio el coro de las religiosas, está hundido para colocar tres escalones y las cuatro hileras de sitiales, una sobre cada escalón, no quita para nada la vista del altar.

Volvámonos poco a poco hacia la derecha. Encontramos en primer lugar el altar de la Virgen, cerca del altar mayor, después el altar que será un día, esperamos, el de Nuestra Venerable Madre Fundadora, uno y otro adosado a la pared formando columna, que se elevan hasta el techo y sostienen solo toda la techumbre del lado derecho.
El techo del lado de la puerta principal está situado aproximadamente a 3m. de altura. Se eleva progresivamente hasta 10m. Por encima del Altar Mayor, y este movimiento de elevación, a medida que la capilla se estrecha, invita a la oración. Justo encima de los sitiales un gran vitral en el techo ilumina el coro ; del mismo modo por encima del Altar Mayor otro vitral representa al Espíritu Santo en forma de Paloma.
Todo el muro de la derecha de la capilla es una pared formada por grandes pedazos de vidrios de todos los colores engastados en hormigón sin un dibujo formal, muy moderno y muy bello. Cuando el sol entra por este lado la iluminación de la capilla es espléndida y recogida.
A la izquierda una gran pared blanca donde están colocados dos confesonarios : sus puertas, rejas de hierro forjado, se pensaron para adornar esta pared bastante desnuda ; son discutidas y es posible que desaparezcan.
No hay altar en este lado, lo que deja mucho espacio vacío para colocar allí los reclinatorios que usan las señoras residentes y personas que vienen de fuera.

De un lado y otro de la puerta principal, dos grandes muros, el de la izquierda es una pared agujereada, el de la derecha es un muro liso, solamente en la parte superior hay un vitral, lo mismo que en el contorno de la puerta central. Nuestra Madre piensa colocar en este muro El Vía Crucis. Un claustro con columnas une la Capilla con la Casa.

Los 130 sitiales de madera son obra de dos artesanos españoles prestados por nuestras casas de España, obras maestras de ebanistería moderna, muy sencillos. Cuatro filas idénticas de cada lado, y detrás hizo falta añadir bancos para una treintena de postulantes. Pequeñas cruces de consagración muy bonitas se han empotrado en la piedra de los muros alrededor de toda la capilla. Todavía no sabemos la fecha de la consagración, deseamos esperar al nuevo ceremonial que Roma prepara. La noche de Navidad volvimos a nuestra capilla pequeña, provisional y esperamos que el Sagrario sea empotrado encima del altar hacia el 12-13 de enero, para instalarnos definitivamente.

Esta descripción puede pareceros un poco seca, no puede mostrar toda la belleza, la majestad de nuestra Capilla. ¡Deseamos que por lo menos una representante de cada casa tenga la ocasión de venir pronto y admirar sobre el terreno !

La comunidad de Auteuil
5 de Enero 1961

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

Derniers articles

S'inscrire à l'info-lettre