GIF - 134 octets
4 domingo del advenimiento

4e dimanche

- La palabra de explicación :

Para que se cumpliera. Un ángel se aparece a José y le confía la misión de poner el nombre al recién nacido : Jesús, Dios salva. Luego viene una citación de Isaías, introducida por una fórmula de realización. Mateo se dirige a personas penetradas de la Biblia, que encuentran en ella la Palabra de Dios : éstos reconocerán en Jesús al Mesías cuya vida y obra corresponden a lo que dice el Antiguo Testamento.
Las citas de realización invitan pues a captar la relación entre Jesús y el Antiguo Testamento, a contemplar el plano de Dios en relación a Cristo. La fe en Jesucristo muestra cómo leer las Escrituras, el Antiguo Testamento. Jesús cumple, da un sentido pleno, inesperado a las profecías bíblicas. El que cree en Jesús cree también que en el Antiguo Testamento Dios habla de Cristo que va a venir.

Meditación :

Mateo dio la genealogía de Jesús, a fin de darnos a conocer quién es. Es descendiente de Abraham y del linaje davídico, pero nacido de María y no de José. Ocurre con María algo que se sale de lo común. Su maternidad no sigue la manera normal de proceder : es debida a una intervención de Dios, de ahí la doble mención del Espíritu Santo.
Jesús nace de una virgen por obra del Espíritu Creador. A diferencia de las mujeres del Antiguo Testamento, María no está marcada por la esterilidad sino por la virginidad. Lo que no era en absoluto considerado como un valor en el judaísmo se transforma en signo de novedad absoluta de la realización de la promesa de Dios : esta promesa se cumple de modo totalmente inesperado, en lo insólito de este nacimiento virginal. Para acentuar esta radical novedad, Mateo no sigue en el versículo 23 la Biblia hebraica, en la cual el profeta dice al rey Ajaz : He aquí que una doncella concibe... (Is 7, 14), pero la versión griega, que adopta también la traducción litúrgica : He aquí que la virgen va a concebir.... Mateo lee en la Biblia de los Setenta la concepción virginal de Jesús. Jesús no sólo es el enviado de Dios en el sentido del mesianismo judío, sino que es mucho más : el Hijo de Dios, en una relación única de filiación.
Jesús lleva también el nombre de Emmanuel, que se traduce por : Dios con nosotros. Hallamos aquí la insistencia de Mateo que concluirá el evangelio con un enunciado del Resucitado a sus discípulos : He aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. En Jesús, Dios está presente en el mundo y especialmente entre los suyos.
Respecto a José, Mateo precisa que es un hombre justo. Confrontado con lo que tiene derecho a considerar como desobediencia a la ley, el supuesto adulterio de María, actúa con rectitud : si no tolera el pecado pudiendo repudiar a su novia, decide hacerlo con misericordia, sin agobiar a María. Pero esta actitud justa de José corre el peligro de constituir un obstáculo a la realización del plan de Dios. Es preciso algo superior a la justicia de José para que éste cambie su proyecto. Entonces Dios envía a su mensajero. Éste invita primero a José no temer ni ante la sospecha de adulterio, ni a la trasgresión de la ley, y tampoco a la mala reputación de María. Le anuncia el nacimiento de Jesús, Dios salva. El nombre mismo de Jesús, en su significado, da el designio de su historia : la salvación del pueblo. Este Jesús, que llega al término de una genealogía y representa su cumplimiento, constituye en su misma llegada el gesto salvador de Dios. ¡José se rinde obediente ante la misión recibida del ángel y así el designio de Dios puede cumplirse !

- Señor te damos gracias porque te nos revelas a nosotros en un niño, Dios presente en nuestra historia, Dios Salvador. En lo inesperado de nuestras vidas, danos reconocer tu grata presencia. A ejemplo de José, otórganos buscar siempre tu voluntad, incluso allí dónde percibimos tener que vivir rupturas.

© Sr Sophie Ramond, r.a.

GIF - 266 octets
GIF - 134 octets

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre