GIF - 134 octets
2 domingo del advenimiento

2e dimanche

- La palabra de explicación :

El rito instituido por Juan y que constituye su actividad principal (hasta tal punto que le dio su apelativo de Bautista) tiene por objeto el cambio radical de vida por parte del bautizado, con vistas a la liberación esperada. La inmersión en el agua simboliza el nacimiento de un ser diferente, comprometido en la conversión. El bautismo en nombre del Señor Jesús, el bautismo cristiano, apunta también hacia un cambio de vida, pero el agente purificador es el Soplo, el Espíritu, que actúa por Jesús. Mediante el bautismo, hemos sido hechos semejantes a Cristo, unidos con su muerte y su resurrección, constituidos hijos de Dios por la gracia del Espíritu Santo. Mt 28, 19 hablará de un bautismo que tiene su origen en la Pasión de Jesús, un bautismo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu, una posesión del bautizado del Dios Trinidad.

- Meditación

En el desierto de Judea, surge Juan con un atuendo que recuerda al de los antiguos profetas, especialmente al de Elías ( 2 R 1, 8) cuyo retorno, según las tradiciones judías (cf. Ml 3, 23), era el preludio de la intervención divina. Convoca para un bautismo, un rito de conversión. Es la voz que, según Isaías 40, 3, anuncia un nuevo éxodo a través del desierto. Bautiza en el Jordán, un río que tiene un alcance simbólico porque su travesía marcó la entrada en la tierra prometida (ver Jos 3, 14-17). Antaño Israel nació del desierto, durante el Éxodo, y también más tarde durante el retorno del exilio, nuevo Éxodo. Ahora es preciso renacer a la escucha del profeta y preparar la llegada real de Dios. Sin embargo Jesús mismo va a dar ejemplo presentándose al bautismo de Juan y yendo al desierto.
Juan llama a convertirse porque el Reino de los cielos está cerca. Luego dirigiéndose a los fariseos y a los saduceos con bastante dureza les dice : raza de víboras, utilizando una expresión que señala aquella boca de la que solo puede salir veneno. Su arenga tiene dos partes. En la primera exhorta a dar frutos buenos, frutos que muestran la conversión. Convertirse consiste en actuar ; no se trata sencillamente de pensar o de decir cosas sobre Dios. Consiste en cumplir su voluntad y de este modo ser un verdadero hijo de Abraham, un verdadero discípulo. En su primer discurso Jesús repetirá la imagen del árbol bueno y del árbol malo (7, 15-20) : todo don se valora por sus frutos, no por la apariencia. El verdadero discípulo es valorado según la conformidad de su conducta con la voluntad del Padre. A la pretensión de un bautismo que salvaría automáticamente, Juan opone pues una conversión efectiva.
En la segunda parte, anuncia que su bautismo no es sino una preparación. Anuncia a aquel que viene detrás de él. Juan se presenta humildemente porque dice no ser digno de desatar las sandalias de Jesús, un gesto al que no estaba obligado el discípulo hacia su dueño, aunque sí debía desempeñar aquellas tareas de todo servidor. Anuncia que Jesús bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego. Su bautismo de agua es un rito de purificación, que debe acompañarse de una conversión de la conducta ; pero va implícitamente unido al consentimiento de que Dios juzgue la vida, las elecciones. Las imágenes de la criba y del fuego destructor remiten al juicio de Dios (Jr 13, 24 ; Ez 21, 36-37 ; Os 9, 1-2 ; Miq 4, 11-13). El juicio introducido por la llegada del Mesías consiste en una radical condena del mal por fin desenmascarado y en una purificación radical de las conciencias.
Otórganos, Señor vivir una fe manifestada en un verdadero compromiso, en un esfuerzo constante para vivir de verdad ante de ti. Abre nuestros labios para que de nuestra boca no salga ningún veneno sino palabras de alabanza y bendición que canten lo que tu llegada realiza en toda la humanidad.

© Sr Sophie Ramond, r.a.

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre