VI Domingo ordinario - Sr. Beatriz Mengs

Ordinaire - Ordinario - Ordinary

¨No penséis que he venido a anular la Ley y los profetas. No he venido a anularla sino a darle cumplimiento¨

Jesús no es un revolucionario empeñado en cambiarlo todo, para comenzar de cero, como si lo anterior nunca hubiese existido. No es tampoco un conservador, que no quiere mover nada, como si el pasado fuese perfecto. No olvidemos que el evangelio de Mateo estaba dirigido a cristianos de las comunidades de Palestina y Siria. En aquel momento surgía la pregunta : ¿Qué conservar de la tradición Antigua y de la Ley de Moisés ? ¿Continuar con el rito de la circuncisión- existiendo ya el bautismo ? El tema de la evolución y la historia ha sido actual para todos los tiempos. Siempre se ha dado el conflicto entre lo ¨tradicional¨ y lo ¨progresista¨ Y esta tensión no se da solo en la Iglesia, sino en el ámbito político, profesional y familiar. A Jesús no le preocupa ni anular el pasado ni dejarlo como está. A la Antigua tradición hay que darle nueva vida. Después del Sermón del Monte, Jesús nos ofrece seis ejemplos.

¨En verdad os digo : si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cielos.¨

Esta formula ilustra un principio común, según el cual están construidas las seis antítesis. La ¨justicia¨ es un concepto muy rico en la Biblia, y muy apreciado por Mateo. El concepto de justicia, no se agota en el sentido único que se refiere a las relaciones humanas, o a la justicia social. En la Biblia ¨el justo¨ es aquel que vive en armonía perfecta, en alianza con Dios, que de manera admirable crea y gobierna el universo. Puesto que la vida del justo está en armonía con la voluntad de Dios, - el hombre con ello alcanza la felicidad para la que ha sido creado. Jesús ofrece una nueva justicia, una nueva perfección del ser humano. Según Él, hay que superar la justicia, de quién ? De los escribas, los teólogos de aquel momento, reconocidos como maestros, rabinos, la de los fariseos que oficialmente estudiaban la fe, y que eran los laicos comprometidos de aquel tiempo, que se esforzaban sin compromiso en el cumplimiento de todas las exigencias de la Ley.

¿Cómo podrán compararse los discípulos de Jesús, simples, de medio humilde, con aquellos sabios y especialistas de la Ley… ? Sin embargo Jesús habla de superarse en ejemplos accesibles a toda vida humana : violencia, violación de las relaciones entre los seres humanos, sexualidad, afectividad y relación física entre el hombre y la mujer, relaciones de diálogo, escucha y verdad entre las personas.

La violencia late en tí cuando te enfadas con el que piensa diferente. Dios garantiza la calidad de tu oración : antes de ir a orar reconcíliate con tu hermano.

¨Habéis oído : no cometerás adulterio, pero yo os digo…¨ palabras de Jesús que sirven tanto para los que viven en matrimonio, como para los célibes. Vivir según el único camino de la verdad propuesto por Jesús, y mirar de frente, exige heroísmo y solo se puede vivir con su gracia y amor.

¨No jures ni por tu cabeza…¨ Jesús nos invita a permanecer en la verdad. No te excuses ni justifiques. Que tu palabra sea por sí misma verdadera, sin doblez : sí, si es sí, no, si es no. Jesús no desprecia a nadie, desde el fondo de su palabra alcanza el ideal de la relación.

Beatriz Mengs, ra
Europa del Norte


À voir sur le web

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre