Vous êtes ici:

México - La pedagogía de la Virgen de Guadalupe

Amérique

En México, la pedagogía de la Virgen de Guadalupe colorea visión y misión de la Educación Asunción

Las apariciones de la Virgen de Guadalupe en México1 siguen siendo un evento fundador e inspirador para la vida y misión de nuestra Provincia de México. La narración “Flor y Canto2 y la imagen misma de María de Guadalupe son portadoras de un profundo sentido teológico y antropológico. El evento Guadalupano habla al corazón de la cultura indígena y mestiza desde la primera evangelización de México. En él se lee también una pedagogía, por la que Dios, a través de María, realiza su Voluntad de poner de pie a los más pobres haciéndoles protagonistas del mensaje liberador del Evangelio.

JPEG - 38.5 ko
Fiesta patronal

Encontramos un profundo paralelo entre su pedagogía y la de la Asunción. Ambas se fundamentan en el valor incalculable de cada ser humano por pequeño que sea, y en la convicción de de cada uno tiene una misión en la tierra, un lugar en el Plan de Dios.
Estas convicciones nos llenan de gozo, al ver que la pedagogía que María Eugenia intuyó encuentra un profundo eco en los símbolos de nuestra cultura, guiándonos en la inculturación del Evangelio, para animar todos nuestros proyectos educativos desde esta visión y esta manera de actuar.

Queremos compartir aquí algunos de los muchos elementos de estas pedagogías, que inspiran nuestra filosofía y nuestra acción :

Una visión : el Proyecto de Dios

María revela a Juan Diego su verdadera identidad y misión dentro del proyecto de Dios :

"…deseo vivamente que se erija un templo para en él mostrar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a ti ya todos ustedes juntos, los moradores de esta tierra.
... te envío a manifestar lo que mucho deseo."

El deseo de María es el proyecto de Dios : hacer de la tierra "un lugar de gloria para Dios"3, un espacio donde podamos habitar juntos sin que nadie sea opresor de otros.
Este envío llevará a Juan Diego a un cambio de visión que le pone de pie y le confiere la fuerza de asumir su combate, fiel hasta el final a la misión que le ha sido confiada.

Un ambiente

“... amanecía y oyó cantar arriba del cerrillo... se paró y dijo para sí : ¿por ventura soy digno de lo que oigo ? ¿Quizá sueño ?, ¿dónde estoy ? ... oyó que le llamaban de arriba... "

Por el canto de los pájaros, Juan Diego sabe que una verdad divina está por revelarse. Un ambiente de confianza y respeto le saca de su situación cotidiana de opresión, introduciéndolo en un inesperado proceso de esponjamiento.
Sentimos el desafío de seguir creando en nuestros proyectos educativos un clima donde cada persona se sienta reconocida en su dignidad y alentada en sus propios procesos de crecimiento y liberación.

Un acompañamiento

“…es de absoluta necesidad que seas tú mismo el que vaya y que por tu mediación se cumpla mi voluntad. Tú eres mi embajador muy digno de confianza".

Esta convicción de que cada uno de nosotros recibimos como Juan Diego una vocación única, nos impulsa a acompañar a cada persona, de manera que descubra sus talentos y aporte su especificidad en el radio de acción donde le ha tocado vivir.

Un compromiso 

“... yo te envío a manifestar lo que mucho deseo... anda y pon todo tu esfuerzo"

En esta pedagogía, el hecho mismo de asumir pequeños compromisos o responsabilidades es parte del proceso de maduración de manera que cada uno alcance su estatura humana y espiritual. En lo concreto, proponemos diferentes actividades que ofrecen a cada persona la posibilidad de colaborar, de aportar sus dones, de comprometerse y responsabilizarse.

Los frutos

JPEG - 46 ko

Muchas son las transformaciones que la pedagogía de María de Guadalupe, haciendo eco con María Eugenia, va realizando en nuestras vidas. Hace poco una hermana de la Provincia escribía :

“Yo tengo una experiencia fuerte de ver su intercesión por un hermano mío, Gabriel : cuando tenía quizá catorce años se enfermó de gripa y como nos auto - recetábamos, pues no teníamos para ir al doctor ; se auto-recetó una inyección. Como a los cinco minutos se sintió mal, gritando que no veía nada (tenía los ojos totalmente en blanco). Todas empezamos a llorar. Yo corrí a ponerme de rodillas delante de la imagen de la Virgen de Guadalupe y llorando le imploré le devolviera la vista a mi hermano, pues ¿qué íbamos a hacer con él ciego y tan pobres como estábamos ? (teníamos lo justo para medio comer y todos estábamos chicos). Hice mi oración prolongada a Nuestra Madre del Cielo, encomendándole con confianza a mi hermano. En un rato más mi hermano empezó a recuperar la vista… yo llorando le di las gracias abundantemente por favorecernos con este “milagro (…)
Al iniciar mi búsqueda vocacional, siempre le pedí me iluminara el camino a seguir ; y fue una experiencia única de mi amor a Ella, y también de admiración, al ver que poco a poco fue cediendo su lugar a su Hijo en mi vida y así fui descubriendo a un Jesús vivo que también acompañaba todas mis búsquedas. “Es necesario que yo desaparezca y que ÉL crezca”. Esta frase yo la pongo en labios de María de Guadalupe : ha sido la experiencia de mi amor hacia Ella y de cómo Ella ha dejado el lugar a su Hijo Jesús, en mi historia vocacional”.4

JPEG - 39.9 ko

En San Ildefonso, población indígena donde hemos trabajado por casi 40 años, nuestros hermanos y hermanas expresan con alegría la transformación, fruto de lo que se ha ido sembrando5 :

“Nosotros como Juan Diego también somos tímidos, tenemos miedo presentarnos frente a las personas de poder, pero desde la llegada de nuestras hermanas Religiosas, nuestra manera de ver y pensar nuestra fe, nuestra devoción fue dando un cambio, nuestra fe es diferente y el amor a ella también. Como Juan Diego ella nos ayuda a ponernos derechos y a defendernos a nosotros mismos, vamos aprendiendo cómo la fe no es solo una tradición, sino un cambio para ir ayudando a nuestros jóvenes y niños en la familia, sin olvidar que todo eso es lo que nuestras madres de la Asunción, nos va abriendo los ojos, para que nosotros aprendamos”.

En la vida práctica, cómo sienten ellos que esta transformación se manifiesta :

  • JPEG - 35.4 ko

    “Nos damos cuenta cómo la palabra de Dios nos alimenta, nos fortalece y nos transforma. Nos ayuda a vivir en el amor, la ternura y la comprensión frente a las luchas y dificultades en nuestras familias y como aprender a perdonar.

  • Nuestra Madre de Guadalupe ya no es solamente una tradición, ni los “cargos”6 como nosotros los entendíamos, sobre todo porque toda esa manera nuestra acababa en borracheras y tristezas en la familia.
  • Todo este encuentro de nuestra Madre de Guadalupe nos da valor para enfrentarnos con las sectas y se acrecienta nuestro amor a Ella. Es la madre que nos da la mano y como a Juan Diego nos pone de pie. Y nos recuerda : “¿NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY SU MADRE ?”.
  • También hemos aprendido que todos somos iguales y valemos lo mismo en todas partes.
  • JPEG - 39.8 ko

    Hemos aprendido que María de Guadalupe tiene muchos nombres pero que es la misma, como Refugio de pecadores o Dolorosa, lo importante es encomendarnos a Ella.

  • Al nombrar a María de Guadalupe nos sentimos más unidos a Ella, porque Ella tomó nuestro color, es de nuestra raza, no se avergonzó de ser indígena como nosotros. Y nos hace sentirnos amados, nos da confianza, afianzamos en ella nuestra fe, y ese amor nos hace peregrinar hacia Ella cada año hacia su santuario, recordamos que en nuestras penas nos dice : “HIJOS QUERIDOS”. Cuando acudimos a ella se acrecienta mucho más el amor a Dios, y más fácilmente nos ayuda a confiar en ese Palabra de su Hijo”.

Gracias María de Guadalupe, gracias María Eugenia por caminar con nosotros, por ser inspiración y pedagogía para que Jesucristo siga transformando nuestra sociedad.

Las hermanas de la Provincia de México
Agosto 2014


1 En 1531, marcando fuertemente la evangelización de México y de todo el continente. Ha sido nombrada “Emperatriz y patrona” del Continente Americano y las islas Filipinas, por el Papa Pío XI en 1933.

2 La narración “Flor y Canto” es conocida por el título en Náhuatl “Nican Mopohua”. Varios párrafos en cursivas provienen de este texto.

3 Textos de Madre María Eugenia, citados también en cursivas.

4 Testimonio de Lupita Barajas r.a. Julio 2014

5 Testimonios recogidos por la comunidad de hermanas en San Ildefonso, Julio 2014

6 Tradición indígena para festejar a los Santos, ofreciendo comida y bebida a todo el pueblo.


Documents


À voir sur le web

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre