Immersión en Yamoussoukro

Español

IMMERSIÓN en YAMOUSSOUKRO

Nuestra inmersión se realizó con las religiosas de la Providencia de San Gaitán, 3 eran brasileñas, una italiana y 2 africanas (Togo). Nos acogieron muy bien y nos enseñaron el Centro dónde acogen gratuitamente a unas 80 niñas de 7 a 17 años.

JPEG - 363.6 ko
A a Providencia de San Gaitán
JPEG - 217.5 ko
Costa de Marfil

Actualmente en Costa de Marfil la situación política sigue siendo difícil, la inseguridad es grande. La guerra ha hecho muchos estragos obligando a las familias a migrar a otras partes del país. El desorden social ha crecido trayendo consigo muchos sufrimientos : violencia, desempleo, hambre. El Centro es una respuesta a todos estos sufrimientos, pues se acoge aquí a las niñas que no tienen dinero para pagar la escuela o a las hijas de las familias desplazadas por la guerra o incluso a las niñas cuya familia ha llegado a tales extremos de pobreza que las hijas adolescentes se tienen que entregar a la prostitución para ayudar a sus familias. De hecho unas niñas nos dijeron que lo que más les agradaba del Centro era : “poder comer” !!!

Las hermanas ayudadas por cuatro excelentes maestras, les dan alfabetización, aprendizaje del francés (muchas de ellas en casa hablan otra lengua), formación en valores y diversos talleres donde aprenden a hacer jabón, bolsas tejidas, costura, tiñen telas, joyería, cocina, etc. para poder valerse por sí mismas después. El Centro está abierto a todas las personas necesitadas. Las niñas son de varias sectas y religiones. Hay musulmanas. Sin embargo en el Centro se aprende el respeto por el otro y a la hora de las comidas rezan juntas. Cuando le pregunté a una niña musulmana si eso implicaba que hiciera la señal de la cruz, me contestó sencillamente : “Rezo en mi corazón.” Es una bella experiencia de tolerancia y ecumenismo.

JPEG - 41.9 ko
Giancarlo
JPEG - 46.3 ko
CGP à Yamoussoukro

Las hermanas nos llevaron a otra comunidad donde trabajan en un hospital donde curan una enfermedad llamada “Ulcera de Buruli, que provoca llagas en la piel. Puede penetrar hasta el hueso. Gracias a Dios, se han encontrado medicamentos que vuelven curable la enfermedad. A veces hay que realizar una cirugía y hacer injertos. Sobre 120 casos que se atendieron el año pasado, 98 se curaron completamente, otros siguen el proceso. Los enfermos se quedan allí entre 3 y 6 meses para recuperarse, se ha construido un albergue para ellos, dónde los atienden. Varios médicos y enfermeros permanecen en el lugar para acompañar el tratamiento, así como dos hermanas enfermeras.

Hay un gran espíritu de familia entre todos. El sufrimiento junto con la dedicación de las hermanas y de los médicos contribuye a ello. Nos recibieron cantando. Allí también hacen oración juntos, aunque sean de diferentes iglesias y religiones.

El Centro recibe enfermos de todo el país. Solamente hay tres Hospitales que atienden esta tremenda enfermedad en Costa de Marfil y los tres están en manos de Religiosas.
Realmente pudimos darnos cuenta de la labor maravillosa que hace la Vida Religiosa en África y dar gracias al Señor por esto.

Maria Dolores Espinoza (México) y Brigitte

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre