Vous êtes ici:

El Instituto Asunción de Querétaro – 50 años humanizando y transformando

Amérique


“El amor a nuestro tiempo y a nuestra tierra nos invita una vez más a re-definir nuestra misión. Estimulados por el dinamismo, la creatividad y la pasión manifestados en las experiencias de educación, reconocemos que es el tiempo favorable para redefinir de nuevo nuestra misión de educación”. (Ficha Educación – Capítulo General 2006)


Querétaro es una ciudad en plena expansión, enraizada en el pasado prehispánico, colonial y revolucionario de México. Se ubica así en un cruce de caminos históricos y culturales, así como de migraciones antiguas y recientes, que hacen que su población sea el fruto de una mezcla entre los queretanos de tradición ; los mexicanos que trabajan en la expansión económica, tecnológica e industrial de la región ; los campesinos e indígenas que han venido buscando mejores condiciones de vida ; y muchas otras familias venidas del país o del extranjero.


“Alteridad y pertenencia, asumiendo la riqueza del mestizaje actual”, es una de las prioridades importantes de nuestra comunidad educativa, nos expresa Jorge Burkle, actual director general. Esto pasa por el refuerzo del sentido comunitario, el compromiso social, una educación que ayuda a hacer caer prejuicios, a valorar al otro y a facilitar que encuentre su lugar, su aporte.
El colegio, que comporta hoy un poco más de 1100 alumnos, está cumpliendo 50 años en este ciclo escolar 2016 – 17, “vive un profundo movimiento de renovación, uniendo fidelidad a nuestras propias raíces y apertura a las innovaciones pedagógicas que promueven una educación integral y comprometida con el medio ambiente”, nos explican los directivos de las diferentes secciones y estructuras, reunidos en su junta semanal. Este espacio les permite compartir la marcha de las diferentes secciones, de la pastoral, la coordinación deportiva y la administración. 
Apasionados por dar a cada persona –alumno, miembro del personal, padre o madre de familia- un espacio de esponjamiento y compromiso, los responsables de la animación pastoral, administrativa y pedagógica del colegio nos expresan algunos rasgos del proyecto educativo :


“Fieles al carisma Asunción que es nuestra filosofía y fuente de inspiración, hemos reforzado diferentes pedagogías que apoyan la visión educativa de Santa María Eugenia y las primeras hermanas. En preescolar es la pedagogía Montessori, que permite a cada niño ir desarrollando sus aptitudes personales en armonía con sus compañeros y el medio ambiente. En primaria y secundaria es el método personalizado de Pierre Faure, que encuentra su raíz en un profundo personalismo y el consecuente compromiso social. En el bachillerato se trata de favorecer una pedagogía unificadora en proyectos inter-materias, a través de la pedagogía de Edgar Morin”.


Los Padres de familia comprometidos en las diferentes instancias de participación y decisión de la escuela, nos dicen cuánto es importante vivir la apertura de cara al crecimiento rápido de la metrópoli, sin olvidar los principios y las bases de la Asunción : “no contagiarnos del individualismo y el consumismo de una sociedad en plena expansión, no perder nuestra esencia”.
Profesores y Padres de familia están buscando cómo contribuir al desarrollo sustentable de la ciudad cuidando de los recursos naturales como el agua, los espacios verdes, la búsqueda de soluciones a la vialidad.


Los exalumnos, que regresan en gran número como profesores o padres de familia, están convencidos de la fuerza comunitaria que emana el colegio, desean “retomar nuestras raíces, los aprendizajes y prácticas fuertes que nos formaron y que queremos hoy para nuestros hijos”.


Y es verdad, el colegio ha sido y sigue siendo innovador en metodologías participativas e integradoras, como el “servicio social” en el que alumnos y profesores están implicados en acciones semanales, mensuales o esporádicas, según la edad, apoyando diferentes proyectos con ancianos, niños huérfanos, migrantes, etc.
El “Foro de la ONU”, es un ejercicio de apertura internacional que se realiza desde hace más de 15 años en secundaria. Se trata de que los alumnos recreen las diferentes instancias de las Naciones Unidas representando a los diferentes países y sus problemáticas en simulaciones de lo que sucede en la Asamblea General, la FAO, la UNICEF, la OIT, etc. La metodología desarrolla en ellos habilidades de investigación documental e informática, pasando por la geografía y el descubrimiento de las diferentes regiones del planeta. Retoma así las grandes problemáticas en las que estamos comprometidos como Asunción a nivel internacional : la ecología, las migraciones, las causas de la justicia y de la paz. 
Nos parece que es una manera de “amar nuestro tiempo”, de “ampliar nuestra mirada”, de “trabajar para transformar la sociedad”, como lo ha hecho la Asunción desde los inicios.
Una exalumna nos comparte :


“…me marcó la metodología que se utilizaba en el colegio, en la cual los alumnos éramos responsables de nuestro aprendizaje. Los profesores nos guiaban, orientaban y retroalimentaban. Dedicábamos la una buena parte del tiempo al “trabajo personal” durante el cual trabajábamos fichas que nos referían a investigaciones bibliográficas. La profesora nos devolvía estos trabajos con correcciones y comentarios. Este tipo de metodología nos enseñaba a ser responsables, a planear y administrar nuestro tiempo.
Posteriormente realizábamos una “puesta en común” de los temas investigados, en los cuales la profesora verificaba la comprensión de los temas por parte del grupo. Desarrollábamos así habilidades para hablar en público, trabajar en equipo, elaboración de materiales pedagógicos que cada uno, desde su creatividad, aportaba.
En secundaria recuerdo que los profesores nos orientaban especialmente a formarnos un criterio personal, nos daban ciertos elementos de análisis y en cada actividad académica siempre teníamos que emitir una opinión personal. Este ejercicio me ayudó a ir construyendo un juicio personal y aprender a argumentar de forma objetiva sobre cualquier tema de forma oral y escrita.
Otro aspecto presente en la pedagogía de la Asunción que me marcó profundamente fue el servicio social semanal a los más pobres. Durante las misiones de Navidad y Semana Santa visitábamos comunidades marginadas, acompañados por las Religiosas de la Asunción. En esas experiencias aprendí de la humildad y la sencillez de la gente, y descubrí que el amor de Dios tiene muchos rostros. Este tipo de experiencias me han servido para comprometerme hoy con la Iglesia, con la evangelización y en el servicio a los demás utilizando, mi formación y mis talentos personales”. (Ana Julieta Padilla, Exalumna)


“Humanizar y transformar” sigue siendo una tarea de actualidad que nos permite reinventar para nuestro contexto mexicano, el carisma educativo que Santa María Eugenia y las primeras hermanas recibieron e inventaron como la manera de “amar su tiempo”. ¡Este aniversario nos renueva y nos impulsa para seguirlo recreando ! ¡Es una gracia, en este año bicentenario !

Soeur Ana Senties, r.a.
Secrétarat International d’Éducation Assomption




Documents


Ajouter un commentaire



Dans la même rubrique

Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

Derniers articles

S'inscrire à l'info-lettre