Vous êtes ici:

Chili, Santiago : La “Semana Entretenida”

Amérique

La “Semana Entretenida” en el Centro Social y Educativo de la Asunción “COSECHA” [1], un espacio donde se reinventa la Educación Transformadora Asunción


“Para educar a un niño hace falta toda una tribu”


Este proverbio africano bien se podría aplicar a la “Semana Entretenida” que organiza COSECHA.


Las Hermanas de la Asunción animamos desde hace varios años este Centro en la Comuna de ÑUÑOA, población Salvador Cruz Gana, un barrio marginal de Santiago de Chile. El contexto social es difícil, ya que existe un problema de alto consumo de alcohol y drogas entre su población. Esto quiere decir que mientras los niños juegan en el parque, ven cómo muchos adultos consumen alcohol o se pasean por las calles entre los vendedores de droga. En esta situación, el Centro Cosecha supone para ellos un oasis educativo en medio de un desierto.


Las hermanas ofrecemos un servicio de biblioteca y organizamos distintos talleres : Biblia, Telares, Cocina, Manualidades, etc., así como un club de rehabilitación para exalcohólicos. Gracias a estas actividades, diferentes sectores de la población –desde niños hasta ancianos- encuentran en el Centro Cosecha un refugio ante la problemática en la que viven día a día. Cosecha es un lugar donde pueden convivir en un ambiente de respeto, encontrando la escucha y el cariño que toda persona necesita para crecer en un entorno saludable.


Además de estas actividades diarias, las Hermanas de la Asunción organizamos dos veces al año la “SEMANA ENTRETENIDA” : se trata de una serie de actividades lúdicas (talleres, reflexiones y momentos de oración), cuyo propósito es educar a los más pequeños de la población. En esta semana participamos toda la comunidad de Cosecha : hermanas, voluntarios, personas de Asunción Juntos, parroquianos de Santa Catalina. Y es precisamente en esta experiencia comunitaria que el proverbio africano citado al principio toma toda su forma.


Las diferentes capillas de la parroquia aportan dinero para costear los gastos del material para los talleres, así como para los alimentos destinados a la colación de media mañana. Voluntarios cercanos a Cosecha, amigos de la Asunción, personas de Asunción Juntos, antiguos participantes de esta actividad en ediciones anteriores y distintas personas de la parroquia : todos se ponen a disposición de las Hermanas para organizar el entramado que conlleva la SEMANA ENTRETENIDA. De esta forma, el barrio se transforma en una comunidad cooperativa donde todos encontramos un espacio para ofrecer lo mejor de nosotros mismos en favor de los niños.


Este invierno, del 20 al 24 de julio, la Semana Entretenida tuvo como objetivo concienciar a los niños - y a través de ellos a sus familias- de que la Tierra es un regalo de Dios y, por tanto, tenemos la responsabilidad de cuidarla entre todos, para dar gloria al Padre.


Participaron alrededor de setenta niños, entre los cuatro y los catorce años de edad. Cada día se repartían por edades en los distintos talleres : cocina, manualidades, expresión corporal y deportes.


En estos talleres, a través de actividades de distinto tipo, los “cabros” [2] ahondaban el lema del día, siempre en relación con el objetivo. Lo hacían de manera no formal, construyendo, bailando, jugando y disfrutando entre todos. Cada uno podía así participar de una semana diferente, que les ayudaba a convivir, a respetar al otro y a reflexionar. Sobre todo, cada uno podía encontrar en este espacio una forma de convivir de manera diferente a las circunstancias a las que están acostumbrados en el barrio.


Cada día de la semana estaba orientada por un lema. El primero de ellos fue “Dios nos regala una casa común : nuestro Planeta”. El objetivo era que los pequeños tomasen conciencia de que la Creación es un presente que Dios hace al hombre con su infinito amor, un regalo para todos, que debemos valorar y agradecer. El lema se retomaba desde la primera hora de la mañana en la capilla mediante canciones, la lectura de la Palabra y las dramatizaciones animadas por los monitores. Tras la reflexión inicial, cada grupo se iba a su taller del día. Luego, guiados por su grupo de monitores, realizaban actividades divertidas, como jugar, cantar, preparar coreografías de baile grupal, construir, practicar algún deporte, amasar pan, cocinar cup cakes, etc. Cabe mencionar que el grupo de monitores está formado por antiguos niños de la Semana Entretenida que se han hecho mayores y que siguen participando en ella y liderándola, apoyados por un responsable adulto.


El segundo día se cambiaba de taller y de lema, ahora era : “La Tierra es un lugar de gloria para Dios”, con el que deseábamos poner de relieve la importancia de valorar el regalo del Padre y darnos cuenta de que cuidando los recursos de la Tierra, respetando las plantas, las calles, el barrio y a las personas que tenemos cerca, damos gloria a Dios.


El tercer día continuamos, ahora con el lema “Unamos nuestras manos y cuidemos el regalo”. A través de esta reflexión, los niños cayeron en la cuenta de que un gesto personal, insignificante a primera vista, puede cambiar nuestro pequeño entorno y con ello el mundo, solo hace falta que cada uno nos propongamos hacerlo.


El cuarto día, la reflexión se centró en el compromiso personal de cada uno : pequeños gestos como separar la basura, reciclar o reutilizar, cerrar el grifo a la hora de lavarse los dientes o tomar una ducha. Ese compromiso se trabajó a lo largo de la mañana para que los niños tomasen conciencia de que debían hacerse responsables de cuidar nuestro planeta a través de pequeñas rutinas. Esa misma tarde, se invitó a todas las familias de los niños a participar en la Semana Entretenida. De ese modo, los parientes pudieron disfrutar de la exposición de los trabajos manuales que los niños llevaron a cabo : los ricos pasteles, sopaipillas, cup cakes y panes que elaboraron con sus propias manos, y los bailes que prepararon con ilusión. Después de la exhibición, las familias participaron de una reflexión en la capilla donde se les mostró lo que se había trabajado durante la semana. También se les invitó a ahondar en esa conciencia ecológica para mejorar su casa y su barrio desde la familia.


A través de una semana marcada por actividades alegres y entretenidas, se logró evangelizar a los niños y a las familias, inspirándonos del mensaje que el Papa Francisco nos regala en su encíclica “Laudato Si”. Al vivirlo, nos ha parecido que ahí está la raíz de la educación transformadora propia del carisma de La Asunción porque :

  • es una actividad transformadora ya que mueve a toda la comunidad.
  • a través de los más pequeños, el mensaje se extiende a las familias y a todos los componentes de la parroquia. 
  • despierta la decisión de colaborar, junto con las Hermanas, para realizar esta actividad. 
  • esta experiencia, marcada por una convivencia sana, por la alegría, el diálogo, la ilusión y el respeto, hace de este pequeño espacio de tierra que es Ñuñoa un lugar de gloria para Dios.


Normalmente cerramos la semana con una salida, este año fue al Museo Aeronáutico y del Espacio, donde los niños recibieron una pulsera con un lema “nuestros residuos, nuestra responsabilidad” que se colgaron en la muñeca como recuerdo de la experiencia vivida durante la semana.


Los pequeños volvieron a sus casas con la ilusión del haber compartido momentos divertidos con otros niños, fuera del contexto problemático del barrio y marcados por un ambiente de gran amor, de alegría y respeto mutuo. Todos se iban con el deseo de volver a participar en la edición de verano que entra, pero también con algo sembrado en su interior : la conciencia de que la Creación es un regalo de Dios que debemos respetar y cuidar. Esto empieza en el día a día, gracias a nuestra pequeña acción en casa y en el barrio.


Sembrar en los niños es sembrar futuro. Así las Hermanas de la Asunción estamos sembrando en ÑUÑOA una semilla de Dios que es pequeña - como el grano de mostaza-, pero que seguramente en el futuro dará una buena COSECHA.


Religiosas de la Asunción
Comunidad de Santiago de Chile
Provincia Ecuador – Chile


[1COSECHA es un centro social y educativo en Santiago de Chile, fundado y animado por las Religiosas de la Asunción (Provincia de Ecuador-Chile)

[2Niños




Documents

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre