Vous êtes ici:

Domingo VII de Pascua - Sr Cristina María

Année liturgique 2014-2015 [B]

Testigos de la Resurrección

Nos vamos acercando a la Fiesta de Pentecostés, el último día de la cincuentena pascual y el día en el que se nos anuncia el envío y el don del Espíritu, este don que la iglesia recibe para poder seguir caminando siendo testigos del Resucitado, testigos de la nueva vida que se nos ha dado en la muerte y resurrección del Señor Jesús. El Espíritu que es quien desde entonces va haciendo que la nueva creación siga llenando, modelando el corazón de los creyentes y el corazón del mundo.

“Ser testigo de la resurrección” : esto es lo que querían ser los discípulos, los apóstoles de Jesús. De “los doce”, Judas ya no estaba y había que elegir uno para esa misión. Y la suerte recae sobre Matías. Ser testigo de la resurrección del Señor Jesús es nuestra misión, es la misión de la Iglesia, y para realizarla necesitamos ser constantemente investidos de la fuerza del Espíritu.

Cuando todavía estaba entre los suyos, Jesús les iba hablando de la misión que les esperaba, misión que iba acompañada del testimonio de comunión que era necesario dar para que aquellos que oían sus palabras las acogieran con un corazón gozoso. En la primera parte del texto de hoy Jesús ora, precisamente, por la comunión entre los suyos – los discípulos de ayer y los de hoy – y los pone, nos pone, bajo la mirada del Padre : Que sean UNO como Tú, Padre, y yo somos uno. Y ruega al Padre para que los guarde, los custodie, los proteja. Ellos están en el mundo –y es la segunda parte del texto de Juan– y tienen que hacer frente al mundo, incluso al odio, lucha tan actual hoy para muchos hermanos nuestros cristianos…Jesús sabe que el Padre los guardará en la Fe. Y esta oración de Jesús mismo, El la sigue repitiendo hoy por nosotros. Nuestras dificultades para ser fieles al Evangelio las seguimos sintiendo, experimentando, lo mismo que experimentamos la alegría de la fe, el gozo de creer en Jesús

“Santifícalos en la verdad…” A lo largo de su vida Jesús transmitió a los suyos que la Palabra del Padre ¬y Jesús mismo es la Palabra¬ es VERDAD. La verdad para Juan es la realidad misma de Dios, su santidad, una verdad que se revela y que quiere entregarse a los hombres para que ellos puedan también participar de su santidad. Este acceso a la santidad del Padre nos proporciona la plenitud de la alegría, la misma alegría de Cristo, la que El siente en este momento en el que mira hacia atrás, hacia lo vivido en este mundo. Jesús pide al Padre que seamos consagrados en esta verdad.

Esta consagración es la que une a los discípulos entre sí y les capacita para la misión. Estando en Dios, participando de su vida, daremos testimonio de la verdad por la fuerza del Espíritu. Estando en el mundo, no seremos del mundo. Estando en el mundo viviremos de otra manera, al estilo de Jesús : Siendo del mundo, seremos de Dios. Esta es la misión de todo bautizado. Dios morará en nosotros por el amor, y conoceremos esta gran realidad por la presencia del Espíritu, nos dice Juan en su primera carta Y nosotros hemos conocido y hemos creído en el amor que Dios nos tiene. (2ª lectura).

Ante este DON tan inmenso de la fe, ¿Cómo no alabar al Señor cuyo amor se extiende de oriente a occidente y que como un Padre se “encariña con sus hijos”, así de tierno es El para los que le aman… ? (Salmo 102) Un amor que ofrece a todos. Y ¿quién podrá separarnos de este amor ? Nada ni nadie, dice el apóstol Pablo.

 Que el Espíritu nos haga comprender Quién es Dios y quiénes somos nosotros para El. Y que con nuestra palabra y nuestra vida, seamos testigos fieles de estas criaturas nuevas que somos cada uno de nosotros gracias a la vida entregada del Señor Jesús, muerto y resucitado.

Cristina María, r.a.
Málaga - Espa
ña


À voir sur le web

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre