Vous êtes ici:

Domingo VI del Tiempo Ordinario - Sr Cristina María

Année liturgique 2013-2014 [A]

Dichoso el que camina en la voluntad del Señor y la guarda de todo corazón…

En este domingo VI del tiempo ordinario, continuamos con la lectura del Evangelio de San Mateo. La dinámica de las Bienaventuranzas sigue como telón de fondo, como una invitación constante a una vida de fe marcada por el “más”. Jesús propone una religión, una manera de vivir la confianza y la fidelidad a Dios marcada por el magis, por un más que traduzca nuestra respuesta libre y amorosa. Una llamada a no quedarse en los mínimos sino, al menos, el desear sinceramente ese algo más. Jesús ha vivido en fidelidad a la Ley los Profetas y, a su vez, ha venido a darles su cumplimiento en su persona y con su vida. El don de su vida ha sido un MAS incalculable.

En el libro del Eclesiástico (1ª lectura) se nos describe la situación existencial del hombre enfrentado a opciones que puede asumir en su vida. Somos seres últimamente libres a pesar de nuestros condicionamientos culturales, educativos… Siempre hay en todo ser humano un espacio, por pequeño que sea, en el que, si queremos, podemos guardar los mandatos del Señor, podemos elegir el bien, podemos hacer de nuestra vida una existencia con sentido, podemos elegir entre vivir con plenitud y sentido o malvivir sin orientación alguna.

En los versículos del texto que hoy se nos propone, hay una frase importante : “Si quieres…” puedes elegir entre agua y fuego, vida y muerte. Es la propuesta que se le hacía al israelita desde el compromiso mutuo de la Alianza con Yahvé Dios : “Pongo ante ti vida y muerte… Elige la vida para que vivas tú y tu descendencia…” (Deut 30…) El Antiguo Testamento, para proponer al creyente la fidelidad al Dios de la Alianza, una fidelidad libre y creadora, lo hace bajo la imagen de los dos caminos, de esa senda que lleva a la vida y a la felicidad, y de esa otra que lleva a “perder” la vida, a malgastarla. Jesús dirá : Sígueme… Si quieres tener plenitud de vida, guarda los mandatos de mi alianza, se fiel…

Pablo nos invita (2ª lectura) a entrar en la dinámica de la verdadera sabiduría, la que nos hace discernir el bien por obra del Espíritu. Una sabiduría que es la que nos llevará a comprender el Evangelio de hoy : Se os ha dicho… pero yo os digo… Sin negar nada de la Ley antigua, Jesús viene a anunciarnos que estamos en otra dinámica, la dinámica del amor. No se entra en el Reino por medio de prácticas convencionales sino por la religión del corazón. Jesús nos está invitando desde el inicio del capítulo 5 de San Mateo, a vivir buscando la verdadera felicidad (bienaventuranzas), a no ocultar lo que somos (luz del mundo) y a difundir el “sabor” que da a la vida la Buena Nueva (sal de la tierra). Estamos en el registro de lo nuevo. Se ha dicho… ahora yo os digo algo más : Buscad a Dios con el corazón, vivid de su Palabra, escuchadla y ponedla en práctica. Id por el camino del “más”.

En la Ley antigua se encierra la voluntad del único Dios verdadero. Ahí pueden encontrar todo lo que necesitan para ser fieles a Dios. También para Jesús la Ley es importante, pero ya no ocupa el lugar central. Él vive y comunica otra experiencia : está llegando el reino de Dios ; el Padre está buscando abrirse camino entre nosotros para hacer un mundo más humano. No basta quedarnos con cumplir la Ley de Moisés. Es necesario abrirnos al Padre y colaborar con él en hacer una vida más justa y fraterna. Por eso, según Jesús, no basta cumplir la ley que ordena “No matarás”. Es necesario, además, arrancar de nuestra vida la agresividad, el desprecio al otro, los insultos o las venganzas. Aquel que no mata, cumple la ley, pero si no se libera de la violencia, en su corazón no reina todavía ese Dios que busca construir con nosotros una vida más humana.

No desoigamos una invitación que es una Buena Noticia : Vivid desde dentro el dinamismo y la fuerza del Evangelio.

Cristina María, r.a.
Málaga, España

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre