Vous êtes ici:

Domingo 2 del tiempo ordinario - Sr. Ana Alonso

Année liturgique 2016-2017 [A]


Acojamos la Palabra de Dios como lluvia que empapa nuestro corazón. Pidamos al Espíritu su don de entendimiento para que nos ayude a ser capaces de reconocer todo lo que recibimos, por medio de la Palabra encarnada, para así abrirnos al amor.


El texto del evangelio de Juan nos presenta dos protagonistas : Juan y Jesús. Nos deja también un juego de miradas entre estos dos protagonistas y también aparecen dos animales de gran importancia en el Evangelio de Juan y en la simbología cristiana. Juan, el evangelista, sitúa este pasaje en Betania, junto al Jordán, en la zona de Transjordania.


En el texto, Juan parece que continúa respondiendo a la pregunta que los fariseos le hacen en el versículo 25. ¿Por qué bautizas ? Juan ya había presentado a los enviados por los fariseos quién era Jesús. Y en el texto que tenemos para este domingo lo sigue haciendo. Cuando lo ve venir, Juan está atento a quiénes se acercan a la orilla del Jordán, le dice que es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. El título de Cordero evocaba el recuerdo de la liberación de la esclavitud. En la noche de la primera Pascua, la sangre del Cordero Pascual, con el que se señalaban las puertas de las casas, constituía para la gente señal de liberación (Ex 12, 13-14). Para las primeras comunidades cristianas Jesús es el nuevo Cordero Pascual que libera a su pueblo (Ap 5,6.9). En Juan 1, 29 se dice que el Cordero de Dios quita el pecado del mundo. En Isaías 53,4.12 se dice que el Siervo lleva o se carga los pecados de muchos. Jesús con su muerte destruye el pecado o se lo carga Él mismo. Jesús es el nuevo siervo que destruye el pecado del mundo. Primer rasgo de la presentación de Jesús es el que quita el pecado del mundo. Luego Juan lo presenta como el que existía antes que él. Está reconociendo la existencia desde siempre del Hijo. El Hijo encarna lo que leemos en Juan 1,1. La identidad humana y divina de Jesús está muy clara en el Evangelio de Juan.


A continuación Juan se presenta a sí mismo como precursor. No conocía a Jesús pero con su bautismo de agua le prepara el camino al Señor. Juan debía dar testimonio de lo que nuevamente vio. Vio al Espíritu descender como una paloma. Esta imagen recuerda en nosotros el soplo del Espíritu en la Creación ; el Espíritu como Señor y dador de vida. Jesús dará el Espíritu Santo porque lo tiene en Él. Nuevamente profunda unidad, implicación y comunicación en las Tres Personas divinas.


Juan da testimonio de Jesús porque lo han visto sus ojos, como Job y la samaritana ; que conocían de oír pero luego conocen a Dios y a Jesús porque los han visto. El testimonio del testigo Juan se basa en lo que han visto sus ojos, además es un testimonio simple, sin adornos, se apoya en que la voz que había escuchado antes sobre quién era Jesús luego sus ojos ven esas Palabras. Juan presenta al Hijo de Dios, el Hijo que nos ha traído la gracia y la verdad. Dios le revela a Juan que Jesús es la Persona que él había estado anunciando.


Podemos pedir que, como Juan el Bautista, nuestro ver se convierta en mirar para poder apreciar la presencia de Dios en nuestra vida y en nuestra historia. Que el Espíritu de Dios nos conceda mirar con atención y ternura los signos de vida que brotan a nuestro alrededor y nos acercan a Dios y a los hermanos. En cada celebración de la Eucaristía escuchamos antes de la comunión : “Este es el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo”. Podemos pensar qué significa para nosotros que Jesús nos quita el pecado y poder así renovar nuestra fe, gratitud y adoración en el sacrificio que Jesús hizo por cada uno de nosotros.


Ana Alonso, r.a.
Asunción Cuestablanca- Casita



Lectura del santo evangelio según san Juan 1,29-34


À voir sur le web

Dans la même rubrique


Ajouter un commentaire



Informations légales

Ce site est édité par "Religieuses de l’Assomption" :

Ecusson
  • Religieuses de l’Assomption - 17, rue de l’Assomption 75016 Paris - France
  • Tél +33 (0) 1 46 47 84 56
  • Fax + 33 (0) 1 46 47 21 13

S'inscrire à l'info-lettre